Cheque Cancelatorio

Los cheques cancelatorios (CHC) facilitan el manejo de grandes cantidades de dinero sin tener que transportar el efectivo, reduciendo de esta manera la posibilidad de que seamos víctimas de salideras bancarias.

Este tipo de cheques, a diferencia de los comunes o los de pago diferido, tienen la particularidad de que los clientes de los Bancos no disponen de una chequera para librarlos, sino que en oportunidad de querer usar uno, deben “comprarlo” en un Banco del cual sean clientes y éste a su vez se lo solicitará al Banco Central (BCRA).

Es decir que si yo quiero usar un cheque cancelatorio, le tengo que pedir a mi Banco que me lo gestione, con lo cual le tengo que decir ya de antemano el tipo (pesos o dólares) y cantidad de moneda que el cheque debe contener. El Banco por esta gestión no me puede cobrar ningún gasto administrativo.

Monto de los cheques cancelatorios

Si se emiten en pesos, deben ser por un monto igual o superior a $ 5.000,00 e inferior o igual a $ 400.000,00. En cambio, si son en dólares, deben ser por un monto igual o superior a u$s 2.500,00 e inferior o igual a u$s 100.000,00.

Los CHC en dólares sólo pueden usarse para operaciones de compraventa de inmuebles.

Es importante mencionar que el monto del cheque que compremos surgirá de:

1) Personas físicas: Si compramos el cheque en pesos, el Banco automáticamente debitará la suma de nuestra cuenta (parecido a un cheque certificado), y si es en dólares, puede ser por débito en cuenta o entregando los dólares en billete.

2) Personas jurídicas: Acá sólo podemos comprar CHC en dólares, y solamente a través de débito en nuestra cuenta. No podemos llevar dólares billete.

Cómo cobrar un cheque cancelatorio?

Para cobrar un CHC, lo debemos presentar dentro de los 90 días corridos contados desde la fecha de su emisión. Pasados esos 90 días corridos, sólo podremos cobrarlos presentándolos directamente en el BCRA.

Las personas físicas pueden cobrarlos o depositarlos en el Banco en el que tengan cuenta y (por ende) firma registrada. En cambio, las personas jurídicas sólo pueden depositarlos (no cobrar en efectivo).

Vale destacar que las acreditaciones que provengan de cheques cancelatorios están exentas del “impuesto al cheque”, siempre y cuando el librador y el beneficiario sean residentes en el país.

Se puede endosar un cheque cancelatorio?

Los CHC se pueden endosar hasta 2 (dos) veces, y la firma deberá ser certificada por Escribano, funcionario del Banco, o autoridad judicial. El segundo endoso solamente puede ser hecho por una persona física.

Ver también:  Endoso de Cheques

Validez de los cheques cancelatorios

Todos los CHC tienen el mismo aspecto, ya que las láminas son hechas por el BCRA. El aspecto que tienen es el siguiente:

cheque cancelatorio

Cheque cancelatorio

Por otro lado, si recibimos un cheque cancelatorio podemos consultar su validez en el sitio web del BCRA.

Te sirvió el artículo? Calificalo!
[Total: 1 Promedio: 5]

Escribir un comentario